ES EN
  • 915 63 59 92
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

CHEMOURS: El camino para reducir las emisiones de las aplicaciones de refrigeración comercial ante el cambio climático

Desde los años 70 las investigaciones sobre la química atmosférica y el efecto en la salud y el clima de las emisiones producidas por el hombre han llevado a muchos acuerdos internacionales como el Protocolo de Montreal (1987), el Protocolo de Kioto(1997) y muchas revisiones subsecuentes. Los factores causantes de los efectos del cambio climático están mucho más fragmentados y no se limitan solo al problema del deterioro de la capa de ozono que en un principio abordaba el Protocolo de Montrealpor lo que no se puede abordar mediante la regulaciónde una sola familia de productos o tecnologías. Debido a la naturaleza fragmentada del origen de estas emisiones de gas de efecto invernadero, es necesario un enfoque multifacético que abarque diferentes industrias para reducir de forma efectivalas emisiones totales de efecto invernadero.

Sería muy fácil asumir por parte de la industria dela refrigeración que el único problema que requiere atención son las emisiones de los refrigerantes de hidrofluorocarburo (HFC), ampliamente utilizados, ya sea por reducción de fugas o por sustitución deHFC con alternativas de bajo Potencial de CalentamientoAtmosférico (PCA). Sin embargo, la mayor contribución al cambio climático durante la vidade un sistema de refrigeración es normalmente la emisión indirecta producida por la generación de electricidad y, por tanto, el rendimiento del sistema y la eficiencia energética tienen potencialmente un efecto mayor que PCA del refrigerante en sí.

El estudio que se presenta en este informe comparósiete tecnologías de refrigeración alternativasen dos arquitecturas de tiendas diferentes(~2000m2 y 300-500m2 superficies de ventas)en dos ubicaciones en Europa con condiciones ambientales moderada (Reino Unido) y alta (España). Los resultados de este estudio revelan que selecciones tecnologías de refrigerantes a largo plazo teniendo en cuenta sólo el PCA del refrigerante no es un buen indicador del total de las emisiones deefecto invernadero producidas por los sistemasde refrigeración. Las tecnologías de refrigeración que utilizan productos no fluorados como los hidrocarburos (propano) y dióxido de carbono a menudo llevan a un excesivo coste de ciclo de vida de más de 10 años (CCV 10-años) para conseguir mínimas reducciones de emisiones comparado con la tecnología de referencia Opteon™ XP40 (R-449A). Las tecnologías que proporcionan las mejores reducciones de emisiones y el CCV 10-años másbajo son las opciones refrigerantes Opteon™ XL(R-454A, R-454C) ligeramente inflamables y con un bajo PCA.

">Para ver el artículo completo: